Por primera vez tendremos disponible nuestro retiro de Evangelización para familias

"¡Aleluya! ¡Den gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterno su amor!” Sal 106, 1

Si eres hombre elige un número del 1 al 35. Si eres mujer, elige un número del 5 al 41. Luego lee la cita que corresponde con el número que elegiste. Cierra tus ojos y piensa qué te dice esta palabra de Dios, hoy a ti, en particular a ti. Es una palabra especial para ti, de parte de Dios.

  1. “Yo te he hecho, eres mío”. Sal 100,3

  2. “Eres precioso a mis ojos, eres estimado, y Yo te amo”. Is 43, 4

  3. “No temas, que Yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre. Tú eres mío”. Is 43,1

  4. “Hagamos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo he hallado”. Lc 15, 32

  5. “Yo soy el Señor y no hay otro. No hay otro dios fuera de Mí. Yo soy un Dios justo y salvador, y no hay ninguno más”. Is 45 18, 21

  6. “Dios es amor y no hay miedo en el amor, porque el amor perfecto expulsa el miedo”. 1 Jn 4, 16, 18

  7. “Yo te amo primero”. 1 Jn 4,19

  8. “Mira que estoy a la puerta y llamo; si oyes mi voz y me abres la puerta, entraré en tu casa y cenaré contigo y tú conmigo”. Ap 3, 20

  9. “Yo soy misericordioso y clemente, tardío para la cólera, rico en amor verdadero, y mantengo mi fidelidad por siempre”. Ex 34,6

  10. “Los montes se correrán y las colinas se moverán, más mi amor de tu lado no se apartará”. Is 54,10

  11. “Con amor eterno y gratuito te he amado”. Jer 31,3

  12. “No temas, Yo estoy contigo”. Is 43,5

  13. “Aunque una madre pudiera olvidarse del hijo de sus entrañas, Yo de ti nunca podré olvidarme”. Is 49,15

  14. “Con amor eterno, te he compadecido”. Is 54, 8

  15. “No andes preocupado diciendo ¿qué comeré?, ¿con qué voy a vestirme? Que ya sé Yo que tienes necesidad de todo eso. Busca primero mi reino y su justicia, y todas esas cosas se te darán por añadidura”. Mt 6, 31-33

  16. “Pide y te daré; busca y hallarás; llama y te abriré”. Mt 7, 7

  17. “Si tú sabes dar cosas buenas a tus hijos, ¡cuánto más Yo te daré cosas buenas si me las pides!” Mt 7, 11

  18. “Porque Yo soy bueno, mi amor es para siempre”. Sal 100,5

  19. “Como se alzan los cielos por encima de la tierra, así de grande es mi amor para quienes me buscan”. Sal 103, 11

  20. “Mi amor es para siempre y hasta siempre para los que me buscan”. Sal 103, 17

  21. “Yo soy tardo a la cólera y lleno de amor”. Sal 103, 8

  22. “Cual la ternura de un padre para con sus hijos, así de tierno soy Yo para quienes me buscan”. Sal 103,13

  23. “Es fuerte mi amor hacia ti”. Sal 117,2

  24. “Me lleno de inmensa alegría por ti, te renuevo por mi amor”. Sof 3,17

  25. “El amor no consiste en que tú me ames, sino en que Yo te amé primero”. 1 Jn 4, 8-1

  26. “Tú no me elegiste a mí, soy Yo quien te elegí a ti”. Jn 15, 16

  27. “No hay confusión para el que espera en Mi”. Sal 25, 3

  28. “Mi ternura y mi amor son de siempre”. Sal 25, 6

  29. “Tú, a quien elegí, que te así desde los cabos de la tierra y desde lo más remoto te llamé, te he escogido y no te he rechazado”. Is 41, 8-9

  30. “No temas, que contigo estoy Yo; no receles, que Yo soy tu Dios”. Is 41, 10

  31. “Yo, el Señor, te responderé; Yo, el Dios de Israel, no te abandonaré”. Is 41, 17

  32. “El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor”. 1 Jn, 4, 8

  33. “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna”.  Jn 3, 16

  34. “El amor es paciente, es amable; no es envidioso, no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta”. 1a. Cor 13, 4-7

  35. “¡Qué grande es la misericordia del Señor, y su perdón para los que se convierten a Él!” Eclo 17, 29

  36. “Mira el amor que te tengo, para llamarte hija mía”. 1 Jn 3,1

  37. “Eres preciosa a mis ojos, eres estimada, y Yo te amo”. Is 43, 4

  38. “Mira, en mis manos te llevo tatuada”. Is 49, 16

  39. “Yo te he hecho, eres mía”. Sal 100,3

  40. “No temas, que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre. Tú eres mía”. Is 43,1

  41. “Yo te he hecho, eres mía”. Sal 100,3

Haz el simulacro de todas las cosas que ayer no hiciste por amor, haciéndolas por amor. Practícalo mucho, para que puedas romper la inercia y la rutina.

Antes de ver el siguiente video, consigue un tubo de cartón y un periódico o una revista en donde esté la imagen de una persona.

En el momento en que se presente, realiza el ejercicio del tubo del perdón, que está en el siguiente video.

Para el siguiente ejercicio, necesitas tener una botella llena con agua y una botella vacía para cada integrante de tu familia.

Expresa en voz alta: ¡Jesús, Tú eres mi Señor!

NOSOTROS

Queremos que Jesús llene de significado todos los detalles de tu vida, incluso los más cotidianos.

Somos Palabra y Obra, porque queremos que las Palabras y las Obras de Jesús, siempre estén contigo.  

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social de Google
  • Icono social de YouTube